Ocio

Pinche aquí para ver el índice

Clave en la vida, para sostenernos, es divertirnos… pero si es con con-sciencia se disfruta aún más… bueno, si es que somos algo con-scientes,
claro 😉

Museo de las cocheras del rey

Itinerario de la visita

La visita comienza por el ZAGUÁN

Zaguán de la Calle del Rey, decorado por artístico zócalo de azulejería, desde el que se pasa a través de un vestíbulo al amplio SALÓN DE CARROCEROS

Salón de Carroceros, decorado con escenas del traslado de la Corte a los Reales Sitios y con dibujos de la construcción, diseño e historia de los coches. Aquí se proyecta un VÍDEO explicativo del conjunto histórico-artístico de Cocheras unido en su argumento al de la historia, descripción y vida del Coliseo del Real Sitio, llamado de Carlos III, construido en la misma época de las Cocheras por el arquitecto J. Marquet.

Una vez terminado el audiovisual se sube al PATIO 

Patio central, en el que protegido por los porches se encuentra la colección integrada por 15 coches y carros que está vigilada desde las alturas por la giganta de Fustina de Vermandois situada en su portería.

A continuación se accede a la “Casa de los Oficios del Viaje” a través del GUADARNÉS 

Guardanés  que muestra una variada selección de monturas de diferentes épocas y estilos, y por su escalera principal (decorada en su
planta inferior con sillas de mano y un trineo de lujo y en la planta superior con una rica colección de mapas y planos de los siglos XVIII y XIX) se llega a la nave que contiene en todo el primer piso el conjunto de las más delicadas piezas de las cuidadas colecciones que forman la EXPOSICIÓN ¡! Arre!! -EL ESCORIAL AL PASO DE HERRADURA-, que está desarrollada en ocho apartados:

Noticias Caminos y Recorridos

Parada y Estacionamiento

Vehículos y Dotaciones

Embalaje y Desembalaje de equipajes

Oficios del Viaje

Comitivas y Paseos

Bosques y Caza

Se termina la visita bajando al nivel del Patio Principal, donde recientemente se ha recuperado el COCHERÓN DE SERVICIO

Cocherón de Servicio, rico espacio decorado como un salón de porte palaciego, desde donde se atendían a los mandados y recados del conjunto de las Cocheras, en el que se alberga un conjunto de 5 coches del siglo XIX de dos y cuatro ruedas y un trineo colectivo, vehículos que están acompañados de sus atalajes y enseres para las caballerías y de los uniformes y sombreros de los últimos cuidadores de las Cocheras -que suponemos fueron los Carabineros que era el Regimiento y Colegio de guarnición emplazado en El Escorial hasta 1939-, colgados en monumental armario de época.

Diremos cono curioso, que además de varias colecciones de baúles, colleras, campanillas, herrajes de caballerías etc. se ha colocado en lugar central un repostero original, del hoy disuelto Cuerpo de Carabineros, que nos ha llegado por casualidad.

También se ha reproducido el nicho-capillita “ingenua”, que recuerda la que existió para atender la devoción de los “no bien hablados”, y devotos cocheros, que pedían al Santo de su devoción, la protección durante el viaje, para ellos sus pasajeros y sus bestias de tiro.

Como espacio de guardería del Cocherón, se habilita y amuebla la zona bajo el porche de acceso que da al patio central, donde día y noche se establecían los tornos de guarda, con útiles y tomas de agua, luz, limpieza, etc.En la “Casa y Cuadra del Regalero” , donde estaban los caballos preferidos y regalados a S.M., -por donde hemos comenzado la visita-, en dos plantas y terraza cubierta a nivel del patio, se ofrecen los servicios de Bar y Restaurante y una tienda de Regalos y Recuerdos, conjunto que ofrece un cuidado y asequible MENU. Opcionalmente está disponible el Salón de Carroceros para encargos de celebración de eventos hasta 150 personas, y el piso superior -con ascensor- para comidas privadas hasta 30 ó 40 comensales.

Todo el conjunto, marcha bajo la amorosa mirada y protección de nuestro DUENDE y habitante perpetuo de Cocheras –FUSTINA DE VERMANDOIS esposa eterna del último Cochero Mayor nombrado por S. M. D. Carlos III

Para ver más información pincha aquí.